Mis Hijos son Herencia del Señor


El Salmo 127 nos presenta un mensaje claro y resumido sobre cuál debe ser el modelo correcto para la edificación y la protección de una sociedad. Primeramente, tiene que partir de Dios y de los principios de vida que él ha establecido para el bienestar de las naciones. No hacerlo de esa manera es caer en un proceso vacío, confuso y e inútil («vano»).

Segundo, el Salmo resalta la bendición de la familia, como el fundamento de una sociedad saludable: los hijos son la dádiva de Dios para el bienestar social a través de las generaciones; son de bendición desde el momento que se forman en el vientre. El padre se siente seguro y bendecido porque sus muchos hijos continuarán su legado de provisión, protección y cuidado de la herencia familiar. Por eso, no será avergonzado delante de los enemigos. Pregunto, entonces, ¿entienden los padres que conciben y los que adoptan que los «hijos son herencia del Señor»? ¿Entienden que tienen que «guardar su alma con diligencia», según la ordenanza de Deuteronomio 4:9, para modelar y enseñar a sus hijos y nietos los principios de vida saludable dados por Dios? El caso, por ejemplo, de Ana no sólo fue orar por un hijo y luego hacer un acto de dedicación a la temprana edad del niño. ¡Fue mucho más que eso! «Por este niño oraba, y Jehová me dio lo que pedí. Yo, pues, lo dedico también a Jehová; todos los días que viva, será de Jehová» Y adoró allí (1 Samuel 1:27,28). Así fue su compromiso, así fue su responsabilidad. ¿Entiende el estado (gobierno) el principio de que los «hijos son herencia de Jehová», dados a los padres por Dios mismo para una formación y enseñanza correctas?

La mayoría de ellos, a través de la historia, no lo ha entendido así. Por ejemplo, hubo culturas como la espartana (Grecia), que le arrebataban los hijos de brazos de los padres a muy temprana edad para servir al estado. Eran gobiernos dictatoriales que se convertían en dueños absolutos de sus ciudadanos. No creían en la formación familiar. Ese fue uno de los modelos que inspiró el régimen de Hitler, el cual puso en práctica en los años 30 del siglo pasado. Otros modelos malignos fueron las culturas cananeas, cuyos registros aparecen en las páginas del AT. ¿Qué hacían? Sacrificaban a sus hijos de acuerdo a sus diabólicas creencias (ver Jeremías 7:31,32). No vayamos tan lejos.

En la sociedad moderna se practica el genocidio a través del aborto, donde no se reconoce la criatura en el vientre como un ser humano, sino como un feto que sentencian a la muerte bajo el inconcebible pretexto del «derecho a escoger» de los adultos, sentenciando a muerte a millones de personas que no se les dio el derecho a vivir. ¿Qué haría una verdadera madre para que su hijo o hija viviera? Ese fue el caso de los padres de niño de 11 meses, Charlie Gard, quien nació con una rara enfermedad crónica. Sus padres británicos estaban dispuestos a hacer lo que fuera para buscar alguna alternativa viable que le pudiera salvar la vida, pero el hospital y el estado no se lo permitieron. El caso llegó hasta la Corte europea, y todo ese tiempo gastado fue lo suficiente para que el niño empeorara y no se pudiera hacer nada. Un profesor británico de ética y leyes (Ian Kennedy), en un artículo que publicó llegó hasta decir que «los padres no tienen derecho sobre los hijos, sino que una corte independiente debe procurar el «derecho de los niños para tales casos, por encima de la opinión, derecho o deseo de los padres. ¿Qué les parece esta malicia? Estamos en un tiempo donde los gobiernos están funcionando como «marionetas de Satanás». En Suecia (Europa), por ejemplo, se les prohibió a los padres darles «homeschooling» a sus hijos. Una vez más, el Estado queriendo tomar control sobre los menores de edad. No vaya tan lejos, recientemente el gobierno actual de PR aprobó un proyecto de ley (171), para enseñar la «ideología de género» en las escuelas. ¿Le preguntaron a los padres? ¿Hicieron un estudio de necesidad para tomar esta nefasta decisión? ¡Para nada! Este ha sido el empuje de unos adultos que vienen empujando una agenda maliciosa para que el gobierno sea consono con sus propuestas. ¿Cuáles serán nuestras posturas:

1) denunciar a todos los cómplices de este mal, desde el gobernador, los legisladores, y todo el que se haya preste para dañar a nuestros niños y adolescentes;

2) advertir a los padres para levantar un frente por nuestros niños;

3) apoyar al personal escolar que no se va a prestar para esta malicia. ¿Están dispuestos? Termino con el cuadro bíblico que nos presenta Apocalipsis 12:4b-5:

«Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciera. Ella dio a luz un hijo varón, que va a regir todas las naciones con vara de hierro; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.»

Este es un resumen de la vida de nuestro Salvador Jesucristo, de manera metafórica, y de la intención del enemigo de matarlo desde su nacimiento virginal. Si el dragón (Satanás) lo hizo con él, también lo estará haciendo con cada ser que es herencia del Señor. ¡No se lo permitiremos!

share

Angel Esteban es ministro, conferencista, autor y es Pastor Principal de la Iglesia Cristiana de la Familia en Ponce, Puerto Rico.

Recommended Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *